Waldo Trommler Paints

La identidad creada por Reynolds y Reyner para Waldo pinturas Trommler es uno de esos proyectos que rompen con todos los esquemas establecidos y demuestra que cuando al buen diseño se le suma creatividad el resultado es excepcional.

El peculiar sistema de identidad construido por Reynolds y Reyner es toda una explosión de color que cautiva a quién lo ve y proyecta la marca hacia un nivel superior con un diseño simple pero tremendamente atractivo.

Según ellos mismos comentan en su web, WTP no es sólo un fabricante de pinturas sino que se trata de un asistente, siempre dispuesto a ayudar, sugerir y ayudar a los pintores en cualquier problema y tarea que pueda surgir durante el empleo de sus pinturas. Algo que queda patente en sus propios envases, los cuales mediante un diseño simple pero tremendamente atractivo, hacen que el propio packaging del producto sea el que habla y transmite los valores de la marca.

Seguramente esa filosofía sea la misma que han llevado a cabo durante el proceso de construcción de la identidad. Un trabajo de este calibre y con esta ruptura con lo tradicional solo es posible si existe la confianza del cliente en su equipo creativo. Clientes así no solo te facilitan el trabajo y te lo hacen más cómodo y rápido, sino que además en la mayoría de las ocasiones garantiza que todo el talento y creatividad acabe aflorando. Así lo demuestran las atractivas imágenes que se desprenden de este excelente proyecto de identidad y que se pueden ver a continuación.

Sin duda, la WTP es la marca más amigable y notable de pinturas en la plataforma actual. WTP no tiene los colores corporativos – que tienen la identidad corporativa, común para cada elemento de diseño – desde tarjetas de visita a los envases. Cada tema es una combinación brillante y memorable de colores y objetos que en su conjunto forman el todo de la marca entera.

0 comentarios
Añadir comentario